HomeContactoCuenta

Opinión

  1. Enorable
  2. Opinión
  3. Publicación
1
0
 
vistas únicas: 15
Redacción Enorable
| 30/04/2017

Buscando la pasión necesaria para el cumplimiento de objetivos y proyectos de vida

Las personas siempre se esfuerzan por mantener la dirección correcta en sus vidas, pero muy pocas llegan a entender que detrás de ese motor que los impulsa a seguir adelante existen sentimientos apasionados que permiten el sostenimiento constante de los objetivos que alguna vez fueron trazados.

Muchos de los más grandes descubrimientos de la historia de la humanidad se han conseguido gracias a la perseverancia que sus protagonistas han encontrado durante el trayecto de dichos objetivos y que han podido demostrar a través del tiempo, que son pieza fundamental en el hallazgo de nuevas formas de vida dentro del sistema del cual todos somos parte.

Existen dos grupos contrarios de sentimientos, los cuales están dispuestos a diario durante nuestro recorrido de vida y que conocemos por ser algunos de éstos negativos y otros por afectar positivamente nuestro entorno. La tristeza, el miedo, la ira, la frustración, el amor, los celos, la felicidad, la alegría, la pasión, la gratitud y la esperanza son algunos de ellos.

Sin embargo, cada uno estos sentimientos pudiera ser fundamental en el hallazgo de cosas nuevas, de acciones sobresalientes e incluso pueden llegar a ser el soporte de lo que conocemos hoy en día como el trayecto de vida.

r
Todos los seres humanos e incluso algunas especies de animales, conocen al menos uno de estos sentimientos, las cuales nos permiten diferenciar lo real de lo irreal.

De manera como vayamos avanzando en la vida, podemos encontrarnos con algunas de estas emociones más que con otras, pero queda de parte de cada uno de nosotros establecer el tiempo en el que permanecen durante nuestro viaje terrenal.

Steve Jobs, uno de los visionarios más importante de la era tecnológica de hoy en día, estableció uno de estos sentimientos o emociones como parte importante para el sostenimiento de nuestras ideas, proyectos y objetivos. Jobs siempre se expresó de una manera particular de las obras que se desarrollaban dentro de la empresa que logró impulsar durante años, en cada conferencia, entrevista o charla emitida, muy sobriamente nos demostraba las cualidades de los productos que en Apple Inc. se desarrollaban por el bien de la humanidad. Era una confianza y seguridad que calaba muy bien entre los receptores de sus ideas, pero ¿que motivaba la trayectoria de Steve Jobs en el mundo de la tecnología?

Jobs aseguraba que en la vida era necesario encontrar eso que te motiva a levantarte temprano cada día, eso que a pesar de las caídas te impulsa a levantarte con más fuerza, eso que te persuade del fracaso y la frustración, un sentimiento o emoción que te aumentaba la fuerza para seguir adelante por ti, tus hijos, tu familia y tus proyectos, ese algo que te permitiría alcanzar nuevos objetivos cada día.

Jobs declaró alguna vez en una entrevista que las personas decían que había que tener pasión por lo que se estaba haciendo, y en ese sentido explicó que realmente eso era así.

Sin ese elemento sentimental o emocional es muy complicado para cualquier persona racional seguir adelante con algún proyecto de vida, cuando no existe dentro de sí mismo alguna motivación que la sostuviera en el tiempo.

En pocas palabras, Jobs indicó que si no hay amor por lo que se hace, si no hay una emoción positiva por lo que se hace, simplemente estaríamos a merced de renunciar, de fallar, de rendirte, de frustrarse y de no avanzar. Es casi imposible mantener en el camino correcto de la vida algún proyecto que se sostenga en el tiempo, y es por ello que muchas personas deben luchar por encontrar lo que realmente les apasiona, ese verdadero sentimiento de amar lo que les gusta hacer y que a largo plazo les permita saborear el triunfo ante las adversidades de la vida.

¿Cómo nos damos cuenta de lo que realmente nos apasiona?

No es una situación sencilla de explicar, pero darle tiempo al tiempo es necesario para darse cuenta de lo que realmente es apasionante para cada uno de nosotros.

Durante este proceso, deberás antes conocer algunas emociones o sentimientos que son contrarios a lo que estamos buscando, pero que sin duda te harán saber si la actividad que realizamos, el estudio que llevas a cabo, el trabajo que ejerces, el deporte que practicas o las ideas que desarrollamos, merece realmente tu dedicación en el tiempo.

Un ejemplo a tomar para darse cuenta o relacionar los que realmente te apasiona, lo podemos apreciar con el amor que siente una madre o padre por sus hijos. Tal sentimiento te hace saber desde el primer día que ellos impulsarán el motor que necesitas para ayudarlos a crecer durante los próximos 25 y más años de vida, a pesar del cansancio, de la falta de tiempo, de los problemas cotidianos, de la situación económica, etc. El amor por ellos y la pasión de hacer las cosas mejor por ellos, es lo que lo que mantiene la esperanza, es lo que te impulsa a levantarte cada día, es lo
que te motiva a superar los obstáculos, es lo que brinda nuevas ideas para un mejor porvenir, es lo que hace florecer tus sueños entorno a sus vidas.

La vida es una lucha constante contra nosotros mismos, contra nuestras frustraciones, impedimentos y limitaciones, todo eso que no nos permite darnos cuenta de los que realmente deseamos, añoramos y amamos.

Entonces para iniciar el proceso de búsqueda de aquello que se convertirá en tu aliado constante de vida, es necesario atender a las señales que se te ofrecen para determinar si lo que deseas hacer a largo plazo, en beneficio propio, de los tuyos y de los demás, es realmente lo que te apasiona.

(Enorable)
Todos los titulares en un solo lugar...
Ahora puedes producir tu propio contenido. ¡Regístrate! y publica artículos.