10
 
21/09/2015

El Día Internacional del Alzheimer busca recordar lo bueno ante la pérdida de la memoria

El Día Internacional del Alzheimer busca recordar lo bueno ante la pérdida de la memoriaLos días 21 de septiembre de cada año es celebrado el Día Internacional del Alzheimer como una forma de concientizar a las mayorías entorno a una enfermedad que apaga los sueños y recuerdos que alguna vez existieron en aquellos que la padecieron.

La OMS y la Federación Internacional de Alzheimer han dedicado especial atención al aumento de de este tipo de demencia en la población mundial. Cerca de 47.5 millones de personas tienen demencia y al menos 7,7 millones de nuevos casos se detectan al año.

La intención de la OMS y de la Federación Internacional de Alzheimer es hacer entender que muchas de las personas mayores de 65 años, que pueden asumir comportamientos ligados a la pérdida de la memoria, en su mayoría es producto de una enfermedad cerebrovascular o el propio Alzheimer, y no de un comportamiento propio del envejecimiento.

El Alzheimer se caracteriza por la pérdida de la memoria inmediata que originan otros defectos mentales y físicos. Esta enfermedad produce la muerte de ciertas células nerviosas (neuronas) que atrofian diferentes zonas del cerebro, y entre el 60 o 70 por ciento de las personas que padecen de demencia, es a causa del Alzheimer.

Muchas personas han podido padecer alguno si no todos los síntomas que se relacionan con algún tipo de demencia, y es allí donde los seres humanos deben hacer un mayor esfuerzo para detectar algún comportamiento relacionado en algún familiar o conocido. Aunque, si la consciencia de cada una de las personas sanas fuera aún mayor, seríamos capaces de detectar algunos de los siguientes síntomas para ofrecer ayuda.

Según la OMS, existen tres etapas que componen la demencia (Alzheimer o enfermedad cerebrovascular). En la primera etapa se puede identificar por el olvido, perder la noción del tiempo y perderse en lugares conocidos; la segunda etapa la componen convirtiéndose olvidadiza de los acontecimientos recientes y los nombres de las personas, perderse en el hogar, tener dificultad creciente con la comunicación, que necesitan ayuda con el cuidado personal, experimentar cambios en el comportamiento, incluyendo errante y repetidos interrogatorios; en la fase tardía los síntomas incluyen las dificultades para reconocer a familiares y amigos, creciente necesidad de autocuidado asistido, tener dificultad para caminar, experimentar cambios en el comportamiento que pueden llegar hasta la agresión.

Todas estas fases pueden causar un incremento del estrés dentro del seno de la familia, sin embargo es importante atender la capacidad de los integrantes para poder asumir las nuevas responsabilidades que esta enfermedad trae consigo.

La OMS busca concientizar a las personas sobre los diferentes tipos de demencia y hay que entender que debe ser tratada como un problema de salud pública que permita dar prioridad a las personas que la padecen.

(Enorable)
Consulta Lo+ Top de Vida Y Salud
Todos los titulares en un solo lugar...